CREANDO UNA WEB CON TEMAS PREMIUN

By
managed wordpress hosting

El problema de los temas gratuitos

Cuando se trata de buscar un tema WordPress, tienes dos opciones: utilizar uno gratuito, o uno de pago. Con sólo buscar un poco, puedes encontrar una inmensa cantidad de temas de libre descarga, de los cuales echar mano para montar tu página web.

Puede parecer muy alentador el poder crearte una página sin coste alguno (salvo lo que valga el hosting, claro), pero quizás debas tener en cuenta algunos detalles antes de decidirte e instalar ese tema que has encontrado y que tanto te gusta.

Vamos a parar un segundo y a reflexionar: ¿Por qué alguien ofrecería un tema de WordPress de forma gratuita?

No es algo que tome el mismo trabajo que redactar un artículo o un ebook, ya que debes escribir muchas líneas de código para obtener un resultado decente. Tampoco es algo que puedes lanzar un día y olvidarte de él, ya que deberás mantenerlo y actualizarlo para corregir errores y problemas de compatibilidad con plugins.

Por último, si deseas que la gente utilice tu tema, deberás dar un soporte mínimo y resolver dudas y consultas a los usuarios que lo descarguen.

Como puedes ver, crear un simple tema de WordPress no es tarea fácil. Siendo así, ¿cuál es el motivo por el que la gente crea tantos temas gratuitos? Puede haber muchas razones para ello, pero normalmente se pueden reducir a tres motivos principales:

  • Para experimentar con WordPress y probar cosas open source nuevas.
  • Para darse a conocer ofreciéndolo de forma gratuita.
  • Por amor al arte y a diseñar páginas con HTML y CSS.

¿Ves alguna similitud entre esos tres motivos? Hay una muy importante que debería ser razón suficiente para evitar temas gratuitos: desarrollan los temas pensando en sí mismos.

La necesidad de convertirte en el cliente

Aunque puedes hacer uso libre de un tema gratuito, su desarrollador no tiene ninguna obligación a la hora de darte soporte, actualizaciones, o responder a tus dudas. Es más, el problema es que el tema WordPress que ha creado no lo ha hecho contigo en mente, sino para satisfacer sus propias necesidades o deseos.

Cada uno de esos tres motivos que he listado antes tiene sus inconvenientes:

Cuando alguien crea un tema WordPress gratuito para experimentar, eso quiere decir que aún está aprendiendo o está probando cosas sin testear previamente. Esto puede ser un problema serio para la seguridad, ya que nada te asegura que el tema que ha creado sigue las mejores prácticas de diseño, ni que continuará teniendo actualizaciones para que se mantenga libre de bugs.

Cuando creas un tema para darte a conocer, eso quiere decir que buscas que mucha gente lo utilice. El problema de todo esto es que el tema estará pensado para promocionar a su desarrollador, no para ayudarte a montar un sitio web. Eso se traduce en enlaces en el pié de página que cuestan mucho quitar, y en la mayoría de los casos el tema tendrá las opciones justas para poder funcionar. Es más, la mayoría de las veces será un tema que te venda la versión de pago, como hacen también muchos plugins.

Y cuando creas un tema por amor al arte, puede que quieras ofrecer lo mejor para el usuario y hacer uno realmente bueno. Pero responder a dudas de soporte no es igual de divertido que programar un tema, y muchas preguntas se quedarán en el camino. Peor que eso, puede ser que el creador esté tan ocupado que le sea imposible responder a tus dudas.

Un caso práctico: CPOThemes

En nuestra propia tienda de temas premium de WordPress, tenemos algunos temas gratuitos que se pueden descargar libremente. Sin embargo, esos temas no tendrán la misma cantidad de opciones y características que un tema premium al que se tiene acceso comprando la suscripción.

Los que se descargan un tema gratuito no tienen acceso al foro de soporte, y sólo pueden leer sólo la documentación ya escrita para guiarse en su utilización.

Aunque los temas gratuitos tienen su utilidad para los usuarios, la principal razón por la que los hemos creado es para darnos a conocer.

Eso quiere decir que si un usuario tuviese una duda de soporte en algún momento, no podríamos contestarla a menos que se convirtiera en suscriptor, ya que parte de nuestro modelo de negocio es el ofrecer soporte prioritario a aquellos que sí compran.

Al no ser ellos el cliente, la necesidad de resolver sus dudas está por debajo de la de hacer rentable el proyecto. Y si empezáramos a contestar las dudas a todo el que utiliza un tema nuestro, el servicio podría dejar de ser rentable, o perdería valor para el cliente.

Esto es algo muy similar a lo que ocurre con Facebook: ¿Os habéis preguntado por qué hay tantos problemas y quejas sobre la privacidad de nuestras cuentas? eso es porque los usuarios no son el cliente, sino el producto. Los verdaderos clientes de Facebook son aquellos que compran publicidad, los advertisers.

Un negocio online necesita el mejor servicio

Crear un negocio online que sea rentable no es nada fácil, ya lo ha dicho Omar en numerosas ocasiones.

Por eso mismo, no hay razón para hacerlo más difícil intentando ahorrar en cosas que luego pueden traer problemas al pasar el tiempo.

La compra de un tema premium no es un gasto, sino una inversión. Aunque puede tener un coste inicial, hacer uso de la mejor alternativa posible te puede ahorrar muchos dolores de cabeza a la larga, y eso puede ayudarte a conservar tu activo más importante: tu tiempo

You may also like

Noticias de ultimo momento